lunes, 1 de agosto de 2011

Fiesta del Santo Niño de Atocha

El pasado mes de julio celebrábamos la fiesta del Santo Niño de Atocha. En los Estados Unidos, los niños están llegando al final de sus vacaciones estivales y esta es una buena oportunidad para celebrar nuestra fe con toda la familia durante una de las estaciones que mejor realza la belleza que rodea al Santuario de Chimayo.


Durante la fiesta del Santo Niño de Atocha los niños son invitados a participar en la procesión vestidos como el Santo Niño de Atocha. Bueno, los niños, y los no tan niños como el P. Casimiro Roca. El P. Casimiro es un sacerdote religioso Hijo de la Sagrada Familia de 93 años y metro y medio de estatura. Fue el primer párroco del valle de Chimayo en 1957. Su estatura y el buen humor con que recibe a los peregrinos y visitantes ha hecho pensar a más de un creyente si ese sacerdote viejito sonriente no será el Santo Nino de Atocha disfrazado. Asi surgió la idea de que el P, Casimiro participara en la procesión vestido también como el Santo Niño de Atocha, lo cual hace la delicia de niños y mayores pues el padrecito es muy conocido en New Mexico y Colorado.


El Santuario de Chimayo tiene dos capillas: una dedicada al Cristo de Esquipulas y al Santo Niño de Atocha. Hace poco se restauró un establo abandonado y ahora se ha convertido en una hermita con la imagen de la Jesús, María y José y la primera familia del Antiguo Testamento: Adán, Eva, Cain, Abel, Set.


La espiritualidad y devoción que emana de la capilla del Cristo de Esquipulas y de la capilla del Santo Niño de Atocha se complementan la una con la otra. En la capilla del Cristo de Esquipulas todo nos recuerda y nos permite contemplar el misterio de la pasión de Jesucristo. En la capilla del Santo Niño de Atocha todo nos recuerda y nos permite contemplar el misterio de la niñez y juventud de Jesucristo. Nuestra fe no sería la misma si desapareciera una de las dos.


Vino un grupo de Matachines de Taos formado por familias, lo cual le da un toque único a su función.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada